"UN AGUERRIDO MAMBI DE NUESTROS TIEMPOS,ES PUESTO EN LIBERTAD,Y NESESITA NUESTRA AYUDA"(CIHPRES)

viernes, 1 de abril de 2011




Jorge Alberto Liriano Linares sale de la cárcel tras 11 años y 39 días de injusto encierro
La Habana.―Fui excarcelado el pasado 25 de marzo a las 5 de la tarde; desde entonces permanezco en total abandono; pese a la solidaridad de hermanos como Virgilio Mantilla y Julio Romero, que sin poder ni contar con recursos me dieron su acogida.
No tengo donde vivir; por razones ideológicas mi reducida familia me rechaza; desde entonces he estado deambulando por las calles durmiendo en la funeraria, hospitales y hasta en un contenedor abandonado dormí una noche.
No cuento con recursos para rentar una vivienda y establecerme; los alquileres son muy caros; Raúl Risco mi amigo personal y hermano de lucha me envió algún dinero y con ello pude llegar a La Habana.
Gracia a la solidaridad de mis hermanos periodista del Centro de Información Hablemos Press. Magaly Norvis y Roberto de Jesús Guerra fui acogido en su domicilio donde hoy me encuentro, amén de que ellos tampoco cuentan con recursos para hacerse cargo de mi situación.
Para colmo del suplicio no poseo carne de identidad y me entregaron un cartón con mis generales y foto donde se especifica sobre mi identidad no verificada, un documento provisional que no me sirve legalmente y que muy pronto me enviaran de vuelta tras las rejas, de acuerdo a los altos niveles de represión policial que se vive en las calles cubanas.
Mi situación es extremadamente crítica; sin techo, sin ropa, sin zapatos, en total desamparo.
Ardo en deseos de poder establecerme e incorporarme a la actividad cívica en las calles, continuar la lucha por la verdad, la libertad, la democracia y los derechos humanos de mí pueblo; sueño con continuar la actividad contestataria.
En Camagüey mi provincia de residencia y donde se supone deba establecerme hay mucho por hacer, quiero levantar el prestigio y la moral del movimiento opositor en el territorio, hay mucho por hacer, hay mucho por crear, nuevos y dignos frentes de lucha, albergo muchas ideas, me sobra vergüenza y dignidad para rehacer el activismo camagüeyano.
Cumplí 11 años y 39 días de injusto encierro, eso me consagró y dio nuevas fuerzas, por ello mi añoranza en llevar a las calles mi ímpetu y espíritu de rebeldía; mi compromiso con la verdad con los derechos del pueblo oprimido, mi único compromiso es con la patria, pero para cumplir necesito el apoyo, la comprensión y la solidaridad de mis hermanos dentro y fuera de Cuba.
Me encuentro dispuesto, listo, preparado para continuar la lucha, ello constituye mi única ilusión, pero en mis condiciones actuales es de considerar que terminaré tras las rejas nuevamente o en el peor de los casos asesinado por las fuerzas represivas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
 
 

Archives