"TRISTE NOCHEBUENA"Por Jose Alberto Alvarez Bravo.Periodista Independiente.

domingo, 30 de enero de 2011

 
Posted by Picasa


El 24 de diciembre de 2010, mientras el mundo cristiano festejaba la Nochebuena, una familia cubana, residente en la ciudad de Holguín, en la región oriental, no podía concebir que la velada terminara sumida en la tristeza.
El matrimonio constituido por Marco Antonio Lima Dalmao y Adisnidia Cruz Segreo, residente en Carretera Central # 145, e/ 5ta y Partagás, Rpto. Alex Urquiola, en la mencionada ciudad, es miembro de la sociedad civil, así como sus hijos, Marco Maikel y Antonio Michel, de 32 y 28 años respectivamente.
Según testimonio de Adisnidia, los dos hermanos, junto a un reducido grupo de amigos, disfrutaban de la festividad coreando canciones del grupo Los aldeanos y enarbolando una bandera cubana, cuando fueron embestidos por un nutrido dispositivo de la Policía Nacional Revolucionaria y la Seguridad del Estado, así como elementos de reconocida trayectoria criminal residentes en distintas zonas de Holguín. Los antisociales apedrearon la vivienda del matrimonio e injuriaron a los congregados durante más de dos horas.
Al día siguiente, desde horas de la mañana, los representantes del oficialismo concentraron a centenares de movilizados por sus respectivos centros de trabajo o estudio, orquestando un estruendoso acto de repudio frente al domicilio del matrimonio Lima Cruz. Acto seguido, oficiales de la policía política procedieron a violentar la reja y la puerta de la vivienda, reduciendo por la fuerza a sus ocupantes y trasladándolos hacia la calle, donde fueron golpeados por furibundos elementos pro gubernamentales.
Dando continuidad a su vandálica acción, los militares condujeron a toda la familia, junto a otros luchadores pro democracia allí presentes, al cuartel de la policía política de Holguín, -conocido por Pedernales- donde fueron objeto de tratos degradantes para la dignidad humana. De esta incivilidad no se libró ni siquiera Jesica Bárbara, menor de dieciséis años de edad.
Estas bochornosas Pascuas que el régimen castrista deparó a una familia decente y sus hermanos de lucha, terminaron con otro deshonroso pogromo el 26 de diciembre de 2010. Golpeados, vejados e injuriados, pero dignos y altivos, los activistas se reincorporaron a la lucha civilista, y a denunciar el encarcelamiento desde esa fecha de Marco Maikel y Antonio Michel, acusados por los vándalos empoderados de Desorden Público y Ultraje a los Símbolos Patrios, como si no hubieran sido ellos quienes han ultrajado sistemáticamente los símbolos patrios, al galardonar a especímenes de la catadura de Nicolae Ceaucesco y a otros no menos asesinos de sus pueblos.
Los bárbaros métodos utilizados por el régimen castrista para mantenerse en el poder, demuestran a las claras su agotamiento ético, su insalvable carencia de legitimidad, y la amoralidad de quienes se dejan compulsar a participar en actos que les deshonrarán por el resto de sus vidas.
Un día no muy lejano, nuestro país se insertará de nuevo en el concierto de las naciones democráticas del mundo, y la nación cubana volverá a celebrar con júbilo sus festividades navideñas. La familia Lima Cruz también será parte de esa alegría general, y sólo en algún aciago y fugaz momento, una lágrima inoportuna aflorará a sus ojos, y en un diálogo mudo evocará la triste Nochebuena del año 2010.
113dominexaudi932@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
 
 

Archives