"MI CASA NO ES CALABOZO"Publicado por Luis Felipe Rojas en su Blog "CRUZAR LAS ALAMBRADAS"

lunes, 3 de octubre de 2011


Jorge Leyva,chivaton del DSE en San German,que colabora con los represores castristas,para impedir que opositores salgan a las calles.(foto LFelipe Rojas)


Ese es un principio de los activistas de la resistencia interna en Cuba que en los últimos tiempos han sufrido todo tipo de restricciones cuando van a salir y los gendarmes se aparecen en el umbral de la puerta para darles a escoger “te quedas ahí o vas preso si sales”.

Me lo dijo Yoandris Montoya Avilés desde Bayamo. Cuando intentaron rodearle la casa como de costumbre un día que iba a salir a cumplir con la convocatoria de la marcha nacional. Salió a discutir la arbitraria medida y se lo llevaron a una unidad policial para liberarlo veinticuatro horas después.

En el inicio de la Marcha por la libertad de Cuba, en Baracoa el pasado 12 de septiembre, esa idea estaba entre los puntos principales de todos los que salimos desde nuestras provincias para llegar a Baracoa e iniciar la marcha nacional Boitel Zapata Viven.

Muchos disidentes en todo el país fueron golpeados en esa última jornada y otros hasta juzgados por Desacato y desobediencia debido al acto de no dejarse ver como animales de feria, rodeados y expuestos a la vista de vecinos impávidos que nada pueden responder a las supuestas autoridades. Los casos de Caridad Caballero Batista, Marta Diaz Rondon, Esteban Caballero Sande Francisco Luis Manzanet Ortiz, Annie Carrión Romero e Isael Poveda Silva son ejemplos más que claros de golpizas inmisericordes por plantarse en medio de la calle y decirle que no a la dictadura.

La nueva línea de desobediencia tiene su fundamento en Gandhi, cientos de cubanos la han practicado durante cincuenta y dos años de férreo control de la sociedad civil y ahora toma vuelo nuevamente.

La represión de las huestes del general es contra todos, la noviolencia es un asunto de todos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
 
 

Archives